ADICAM y Guías Malouco. Juntos en el Camino Portugués. 1ª Jornada. Pontevedra – Padrón. 22Kms.

Habíamos quedado con el grupo a las 6:00 frente el Pabellón Municipal de Deportes de Pontevedra y allí estaban. Puntuales. Yo había estado con ellas hacía 3 días en las instalaciones de ADICAM para explicarles en qué consistía la actividad y qué les recomendaba que llevasen de ropa, material, actitud… Se conocían, toman el cafecito juntas, van al gimnasio, van a andar, comparten amistad y vida y, sin embargo en la salida, no hablaban mucho. Se les notaba nerviosas. Se miraban, revisaban las mochilas una y otra vez. Una vez que pasó el miedo inicial, supimos el por qué.

Presenté al equipo de Guías Malouco que les acompañaría los siguientes 3 días durante las 24 horas: Conductor del coche de apoyo: Fredy Iglesias, Asistente de Guía: Eugenia Graña y la Guía del grupo: yo, Mela Iglesias. Montamos las mochilas grandes en la furgoneta que conducía Fredy, Eugenia y yo les repartimos unas mochilitas naranjas y una gorra para que llevasen lo justo y necesario de peso a sus espaldas. Protección para el solete mañanero,  camiseta y pañoleta rosa insignia de ADICAM y a caminar.

El grupo lo formaron: Maria de Jesús, Isabel Gómez, Juan Carlos, Maria Caiño, Santiago Chapela, Gemma Martínez, Pilar Parcero, Mercedes Vizoso, Amelia Maruenda, Ángel García, Teresa Barros, Rosa Pastoriza, Teresa Costas y Teresa Cordeiro (que se sumaron al grupo en Caldas de Reis).

Eran ya, las 6:30  Calentamos tobillos, rodillas, caderitas y nos dispusimos a empezar la etapa que nos llevaría de Pontevedra a Caldas de Reis en cuestión de 22Kms (aprox) y unas 8 horas haciendo paradas durante el recorrido. Mis cálculos quedaron reducidos a cenizas ya el primer día. Ahora os explico por qué. Calculaba que llevaríamos un ritmo de unos 3kms/hora, una buena marcha para rutas en llano. Pues no, calcule de manera tan conservadora, que sólo el primer día, el grupo iba 3 horas por delante de mis expectativas. Íbamos a una velocidad de 5kms/hora. Si, si, si. Echar cuentas, sumar, restar, contar kilómetros… Mi querido grupo, venía con un poco de miedito, con dudas, con pocos “ánimos”. Venían, pero esas sensaciones desaparecieron en las 3 primeras horas. A casi todas, sus familias y amigos les habían intentado convencer de que no iban a ser capaces de hacer las etapas, que se iban a rendir en la primera, que era demasiado tute y que los pies y las ampollas les iban a fastidiar el Camino. Pues sabéis que os digo yo: tururú! Fueron tan bien y tan rápido, que hicimos las paradas programadas con 1 hora de adelanto. Por poco llegábamos antes nosotros que Fredy con la furgo de apoyo (…). Cada vez que se lo decía, se sorprendían más y no hacían más que preguntar: “¿Pero cómo creías que íbamos a ir, a qué velocidad contabas con ir?” “Pues igual de bien, disfrutando del paisaje y a un buen ritmo de unos 3Kms/hora, pero es que estáis yendo muy bien, cualquiera os pilla en las etapas.”

Hicimos paraditas de rigor en la etapa. Recuperaron fuerzas con chocolate, pastelitos, agua y fruta que les ofrecimos gracias a nuestro colaborador Melucho de “La Frutería” (Cangas de Morrazo). ¡Que bien sabían los refuerzos de energía! Paramos el Alba, San Antoniño, Tibo y a nuestra llegada a Caldas de Reis a las 13:00 ¡Con 3,5horas de antelación a lo previsto! Y lo más importante, tod@s estaban enteritos y con los pies sanos. Por poco no se enteran del recorrido: “¿Ya llegamos?”, “¿Esto es Caldas?” “Si señores y señoras, esto es Caldas de Reis, fin de nuestra primera etapa del Camino Portugués a Santiago de Compostela.” Alucinaron, no veían el momento de sellar y sellar sus Credenciales para llevarlas lo más llenas posibles de pruebas de haber hecho la ruta de principio a fin.

El albergue estaba en el centro del municipio, cogimos las mochilas de la furgoneta de apoyo y nos dispusimos a dar entrada. Allí nos esperaba Jesús, el chico que lleva el Albergue y el Bar 5 Jotas junto su hermana y su mujer Bea. Desde aquí le agradecemos su atención, su servicio y sus recomendaciones. Muchas gracias.

El grupo escogió cama, dejó todo, nos acicalamos y tuvimos toda la tarde libre como pajarillos para hacer compras, conocer Caldas, tomar un cafecito y compartir las primeras impresiones. A las 20:00 nos tomamos algo en un bar pegadito al río y al antiguo Balneario de Caldas y nos fuimos al albergue; cerraba a las 10. Se notaban las caras de cansancio y las piernas necesitaban reposo para encarar la siguiente etapa con fuerzas.

Nos despedimos, compartimos risas nocturnas por los ronquidos de unos y ronquiditos de otros y nos pusimos a dormir.

Mela Malouco

Guías Malouco

Anuncios

Acerca de EscapadaRíasBaixas

Este blog se ha creado para publicar información y comentarios acerca de las empresas, actividades, eventos y recursos relacionados con el Turismo que se llevan a cabo en el ámbito de las Rías Baixas.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ADICAM y Guías Malouco. Juntos en el Camino Portugués. 1ª Jornada. Pontevedra – Padrón. 22Kms.

  1. Mª Teresa Costas dijo:

    Hola. soy Tere una del grupo y tengo que decir que me gustó mucho, fué una buena experiencia y doy un diez a Mela y Fredy y también a todo el grupo que estuvimos de maravilla.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s